rajoy

Sobre el discurso de Rajoy en el debate del estado de la nación (nota rápida)

He estado oyendo con cierto interés el discurso de Rajoy en el debate del estado de la nación, esta mañana. He estado bastante atento durante la primera hora; me he perdido los 10 min. en los que ha hablado, al parecer, de los malvados nacionalistas que quieren romper España, y el último trozo, en el que ha hablado de corrupción y ha dicho comprender que la ciudadanía no vea las mejoras que supuestamente ha experimentado la economía, pero que hay que tener fe, lo he tenido mas bien de fondo.

Y bueno, aquí os dejo unas impresiones rápidas:

– El discurso ha estado muy centrado en la economía, y muy orientado hacia lo “macro”. Quizá porque sea la única área económica en la que el gobierno puede vender alguna mejora, pero desde las filas “PSOEras” – he escuchado el post-discurso en la SER – se ha echado en falta que se bajara de vez en cuando a lo micro, que aparecieran personas en su discurso ( No recuerdo que haya hablado de los desahucios, o de la pobreza, o de la exclusión social). Comprendo que se haya centrado en los que por ahora va mejor que con el gobierno anterior, pero le ha dejado un flanco abierto a la posición: ya le están acusando de falta de empatía y de vivir alejado de la realidad ciudadana, con buena parte de razón.

– Un mérito incuestionable: Ha conseguido transformar el desastre que supusieron sus primeros 8 meses de gobierno – incumpliendo todas y cada una de sus promesas electorales, con un IVA que subió aunque tres meses antes subirlo fuera lo peor de lo peor, con una deducción por la vivienda que tuvieron que quitar al de cuatro meses de haberla reintroducido, con el desastre de Bankia, que parecía que cada día necesitaba unos cuantos miles de millones de euros mas, etc. – en el relato heroico de un gobierno luchando contra viento y marea para enderezar el rumbo que dejaba la herencia recibida, e insertar en esta narrativa los recortes y sus incumplimientos electorales. Y ha conseguido que el no haber solicitado el rescate parezca un éxito rotundo de su gobierno (siendo justos, puede que lo sea)

– Escuchar a Rajoy me produce en muchos casos un efecto de disociación de la realidad. En muchos de sus diagnósticos estoy de acuerdo, pero luego analizas las medidas que aplica para solucionarlas, y parece que estén escritas por su peor enemigo. Es como si voy al médico de cabecera, me diagnostica cáncer,  y acto seguido me manda a traumatología a curarme:  Si el problema principal del mercado laboral era la dualidad, y la querencia (inducida por esta) de las empresas era a despedir gente en vez de negociar reducciones de salario y/o de horas de trabajo al perder volumen de facturación, por qué aplicamos una reforma que no soluciona lo primero, ni incentiva suficientemente lo segundo? (los datos a la vista están, 600.000 parados extra desde la aplicación de la reforma) Que no será porque no circulen propuestas de reforma distintas a la del gobierno, y no solo por parte de la izquierda. Otro ejemplo: Coincido con el gobierno en que la educación en España lleva siendo muchos años un desastre, y que hay que plantearse de una vez y en serio que queremos hacer con ella. Pero luego, por lo que oyes de su reforma, la medida mas audaz es… Atacar la inmersión en Catalán y en Euskera! (Justo lo que ha funcionado del sistema en los últimos años) Lo mismo con las reformas estructurales, que no hace mas que hablar de ellas, pero de las que por ahora solo hemos visto la del sector financiero y la del mercado de trabajo (fallida o semifallida). Donde está la de las administraciones públicas? Porque esta se echa enormemente en falta… Además, varias de las supuestas medidas estrella de su discurso son recicladas, o incumplimientos de su discurso de investidura, como la reforma del pago del IVA para pymes y autónomos.

– Sobre corrupción: No sé que hay que hacer para que alguien en este país defienda en serio una ley de transparencia. Y otra vez aquí he tenido la sensación de desdoblamiento de la realidad: Es verdad que varias de las medidas que propone son interesantes (aumentar los años a los que prescriben los delitos de corrupción, o las auditorías externas del patrimonio de los altos funcionarios al acceder y abandonar los cargos, por ejemplo) pero parece que el follón que hay montado en su partido no va con el, y además se permite darnos a los demás lecciones de moralidad pública. Para Rajoy parece ser que los verdaderos corruptos son otros, porque lo del PP es todo mentira salvo algunas cosillas de nada, y en realidad es todo una conspiración en su contra y en la de la marca España.

Aquí os dejo el enlace por si algún masoca quiere ver el discurso (o volver a verlo)

P.D.: No he podido ver ni oir nada de lo que ha pasado esta tarde, así que no puedo comentar si Rubalcaba ha estado bien, o tan lamentable como de costumbre…

Posibles consecuencias políticas del caso Bárcenas

En España los casos de corrupción escandalizan mucho, pero demasiadas veces tienen pocas consecuencias políticas prácticas: Unos cuantos chistes populares, la santa en inflamada indignación y petición de dimisiones y comisiones de investigación de unos, y la letanía de la presunción de inocencia y el alegre encendido del ventilador de mierda al grito de ¡y tú más! de los otros, y poco mas. Lo de asumir responsabilidades políticas no se lleva, o se lleva poco. En España somos muy tolerantes para la corrupción de baja intensidad, y no solo la política; Un presunto corrupto, un partido salpicado por casos serios de corrupción, o incluso los dos a la vez, pueden salir elegidos con bastante facilidad una y otra vez (es verdad que quizá la ley electoral no ayude). Como además la justicia va como va – en España, a la velocidad de una tortuga reumática – la corrupción queda demasiadas veces sin castigo visible.

Yo dudo mucho que del caso Bárcenas se aparte sustancialmente de este guión. Es verdad que, de confirmarse todo lo que se ha publicado, es de largo el escándalo mas importante de los últimos años: no quizá por la magnitud de las cantidades (bastante pequeñas en realidad), sino por lo que supone de sistémico: Empresarios de la construcción, de la gran distribución y demás que ven como natural pagar mordida durante años para un partido, imaginamos que esperando sacar algo a cambio; por otro lado, casi toda la cúpula de uno de los dos grandes partidos – incluido quizá el que es ahora presidente del gobierno y varios ministros y presidentes autonómicos de diferentes épocas –  considerando normal cobrar del partido sobresueldos y préstamos en efectivo, en dinero B casi con total seguridad, como algo inherente al cargo. Bastantes mas parecidos con Grecia, o cualquier país en vías de desarrollo donde no hay asentada una cultura democrática fuerte, que a las democracias avanzadas entre las que pretendemos que nos incluyan.

Y aún así:

Rajoy y el PP siguen teniendo una mayoría absoluta sólida en el congreso. El rescate (o la suspensión de pagos del país si no se producía) parece haberse alejado del horizonte, y mientras el BCE siga haciendo de primo de zumosol en el mercado de la deuda, este no se va a acercar, ya sea para bien o para mal. Así que salvo motín de los suyos en el congreso o debacle judicial, pueden perfectamente atrincherarse e ir tirando: es muy posible que la primera posibilidad seria de castigo político llegue allá por Junio de 2014, en las elecciones europeas.

Y eso es mucho tiempo.

La opción del motín la veo poco probable, por lo menos antes de las europeas. Esperanza Aguirre, Feijoó,  y poquitos mas suficientemente conocidos a nivel nacional quedan en el PP que por ahora no estén salpicados por este caso. Y estos, que ventaja iban a obtener de asaltar el sillón en este momento? Si derriban al jefe ahora, tienen que ir casi seguro a elecciones generales anticipadas en plena ola de recortes, con el paro al 26% y subiendo. Un partido paralelo no es una opción viable con nuestro sistema electoral, así que tendrían que mantener la marca PP. Quizá podrían presumir de limpieza frente a los salientes, pero a costa de admitir la veracidad de las acusaciones de currupción sistémica dentro de su propio partido (en el cual no eran cargos menores precisamente) en el momento de mayor escándalo ciudadano; en medio de la vorágine, su supuesta limpieza podría no servirles de nada.

Y no nos engañemos, debacle judicial no va a haber. Quitando a Ana Mato, a la que han pillado de lleno, el resto va a ir para largo, como es costumbre en nuestro país: gúrtel lleva empantanado desde 2009, ; el caso pallerols se ha cerrado hace tres semanas, después de trece años;  de lo de Fabra no se ha vuelto a saber….  Además: Los presuntos sobresueldos son del periodo 1997 – 2008: primero, hay que demostrar que son ciertos, y luego, hay que ver hasta que punto son punibles: por lo que he leido, el único delito imputable por ahora – exceptuando a Bárcenas, del que veremos al final en que queda lo suyo – a los de los sobres sería el de fraude fiscal, porque el cohecho es difícil de demostrar (y prescribe al de siete años) y los delitos por financiación ilegal, de demostrarse, ya habrían prescrito (lo hacen a los cuatro años, y han pasado cinco)

Y hasta mediados de 2014 queda mucho tiempo, y sinceramente, ese es el cálculo que creo que están haciendo en el gobierno: Que año y medio es  suficiente como para que una buena campaña de intoxicación enturbie este asunto y haga dudar de su veracidad, o para que el ventilador de mierda riegue el patio a destajo y consiga diluir su responsabilidad particular en el descrédito general de la política en España. Tiempo suficiente como para que esto deje de ser novedad, y se vaya difuminando entre el referendum catalán, la nueva reforma educativa, las columnas a 3000€ de la fundación ideas del PSOE, las cositas de Convergencia, el de Urdangarín, la copa confederaciones de fútbol (y con un poco de suerte, el mundial de 2014), etc, etc, etc.

Y eso si, tiempo suficiente como para que, ya sea por azar estadístico, o porque desde Europa nos echen unas cuantas paletadas de dinero extras, o porque la n reforma del sistema financiero haga que por fin fluya algo de crédito, la economía de alguna señal de mejoría que el gobierno pueda vender como propia. Que todos sabemos que lo que de verdad le está haciendo daño en las encuestas son los seis millones de parados y el desastre general que es la economía,y que con dinero en el bolsillo se relativizan mucho las cosas en este país: solo hay que ver la miriada de casos que salían en el periodo 2005 – 2008 sin que en realidad importara realmente a casi nadie. Y que con esto, y azuzando las bajas pasiones del respetable contra los malvados catalanes secesionistas que quieren romper España, y aprovechando que no se vislumbra nadie capaz de capitalizar para sí este descontento (El PSOE ni está ni se le espera, y en corruptelas también tiene lo suyo, a IU y a UpyD parece que les falta un pasito para ser alternativa de gobierno, y de los indignados no ha surgido todavía nada ni articulado ni mucho menos con vocación mayoritaria) creo que cuentan con, aún perdiendo un porrón de votos, movilizar a los suficientes de los suyos como para ganar de nuevo las elecciones.

Lo triste y lo preocupante es que perfectamente podría salirles bien la jugada.