El Príncipe de Asturias de los deportes, o como cargarse el prestigio de un premio de mala manera

Jose María Olazabal, premio príncipe de Asturias de los deportes 2013

Ayer por la mañana fallaron el premio Príncipe de Asturias de los deportes. Y se lo han dado a… Un español. Algo lógico, por otra parte: de entre los cinco finalistas cuatro eran españoles. Como tres de los últimos cinco ganadores, o 12 de los 26 galardonados con el premio.

No está mal para un país que hasta el año 92, a nivel deportivo era un erial en el que solo había fútbol, un poquito de baloncesto y ciclismo en el norte, mas algún campeón surgido por generación espontánea y que no dejaba nada tras de sí. Que hoy dia no pasamos de medianos en las olimpiadas, con un techo de unas 20 medallas en los juegos de verano, presencia testimonial en las disciplinas básicas: atletismo, natación y gimnasia. Bastante por debajo de los países de nuestro entorno: Francia, Italia o Alemania. Y simple relleno en los juegos de invierno.

medallero 7

Por paises, nº total de medallas conseguidas en los juegos olímpicos de verano, desde Sidney 2000

Que es cierto que hemos tenido un boom de talento en algunos de los deportes mas profesionalizados y mediáticos del planeta – fútbol, baloncesto, tenis, ciclismo – pero coincidente en el tiempo con varios escándalos muy serios alrededor del dopaje – las operaciones puerto y galgo, los diferentes positivos que gotean en estos últimos años en atletismo, ciclismo, triatlón – y objeto de resquemor entre nuestros vecinos, que nos acusan de una legislación mas laxa y tolerancia institucional con el dopaje.

Y eso si, una potencia mundial en deporte paralímpico, y un país en el que desde hace muchos años se está trabajando muy bien en la integración de los discapacitados, en todos los niveles. Y a los que nunca se ha premiado.

Pero esto no ha sido impedimento para que, un premio que presume (y tiene, en otros ámbitos) de verdadera vocación y repercusión internacional, y que aspira o aspiraba a convertirse en una especie de nobel del deporte, nos lo hayamos concedido en 12 de 26 ocasiones. Con unas cuantas decisiones bastante cuestionables por el camino, como el que el primer piloto de fórmula 1 galardonado fuera Fernando Alonso, sin siquiera haber ganado el mundial en ese momento (tuvieron que darle el premio a Shumacher 2 años después para disimular), el que Xavi y Casillas lo hayan ganado dos veces, o el que el primer representante balocestístico premiado fuera la selección española en 2006, antes que Michael Jordan o el Dream Team de Barcelona.

Que oye, la fundación puede hacer lo que quiera con su premio, que ellos son los que lo dan. Ni es cuestión tampoco de menospreciar a ningún ganador, ya que españoles o no, son o han sido deportistas importantes en su especialidad. Pero luego no nos extrañemos si fuera de españa esta cada vez mas devaluado, o las grandes figuras extranjeras no quieren venir a recogerlo. O de que los Laureus les estén comiendo la tostada en cuanto a reconocimiento internacional. Al fin y al cabo, un premio vale tanto como aquellos que lo reciben. Y cuando tu jurado parece (o es) año tras año un grupo de paletos de pueblo incapaces de ver mas allá de la linea de sombra que marca su boina contra el suelo, acabas recogiendo lo que siembras: un premio menor.

Otro dia mas.

Anuncios

2 comments

  1. Para mí el posible caché que tenga este premio terminó de decaer al darle el premio a Xavi y Casillas por segunda vez. No sólo creo que el fútbol profesional tal y como está es de los deportes que peores valores transmite, sino que a parte de ser el más mediático encima es al que más reconocimiento se le da desde el punto de vista de esta clase de galas. Me parece que tal y como está no tiene sentido.

  2. Cierto. El premio a Xabi y Casillas es la gota que colma el vaso del desprestigio de este premio. Ya de por si tocado por su política chauvinista e incoherente para la concesión del premio.
    Y no es que Casillas y Xabi no se lo puedan merecer: al fin y al cabo, son dos tipos que han alcanzado la cumbre en su disciplina, consiguiendo a la vez hacerlo bajo la apariencia de seguir siendo unos tipos razonablemente normales y poco endiosados. Pero en año olímpico, premiar a dos tipos que ya tienen el galardón como parte de la selección española de fútbol…

Si quieres comentar, puedes hacerlo aquí. Insultos o comentarios racistas no, por favor. Y cuida tu ortografía en la medida de lo posible, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s