Dedicatorias

Algunas de las incontestables ventajas que tienen los libros de papel  – en orden de creciente importancia, y mal que les pese a los gurús de la lectura digital – sobre sus sucedáneos electrónicos son:

– Permiten una lectura mas profunda y eficiente, comprendiendo mejor, extrayendo mas información y disfrutando mas del texto escrito.

– Tienen un valor intrínseco como objeto, del que carecen sus congéneres electrónicos, que flotan en el vaporoso y voluble mundo virtual. En papel, puedes utilizar los libros para adornar las estanterías, guardar dinero o todo tipo de documentos, calzar mesas, como pisapapeles, o como arma arrojadiza para atacar a quien se lo merezca (entre otros muchos usos). En formato digital solo sirven para leerlos; en ciertos casos, el peor uso que se les puede dar.

– No hace falta haberlos leido para que luzcan: Fijaros si no con que cubren los políticos las paredes de sus despachos. O pensad en que presumir de una biblioteca de varios miles de volúmenes – como hace por ejemplo Marhuenda aquí – puede ser relamido o soberbio, pero hacerlo de los 5.000 o  6.000 libros que te has pirateado para el ebook es paleto, paleto.

– Que te los pueden firmar. Reconozco que en el fondo, es una fruslería, pero el ritual tiene su encanto: el autor preguntandote el nombre, los dos o tres minutillos de charla ligera, el ver después que ha puesto en la dedicatoria, y si esta es genérica, o ha utilizado algo de la conversación para hacerla un poco mas personal. Hay escritores sosos como el pan sin sal; pero según mi experiencia, la mayoría son tipos amables, que agradecen que compres su libro, o que les leas; y que tratan de que la dedicatoria tenga una cierta gracia. Por lo demás, una vez de que está dedicado, el libro parece un objeto mas único y distinto; un poco menos producto de consumo y un poco mas posesión de un valor sentimental.

Así pues, larga vida a los libros en papel!

Y todo esto, para enseñaros las dedicatorias tan chulas me hicieron Jon Bilbao y Harkaitz Kano, dibujo incluido, hace unos días en la feria del libro de Bilbao:

http://img856.imageshack.us/img856/6656/shakespeareylaballenaba.jpg

Molan, verdad? Espero leerlos este verano, ya os contaré. Otro día mas.

Anuncios

4 comments

  1. Que si, que si… que como fetiche molan. Pero la primera razón no tiene ni pies ni cabeza.
    Hoy en día leer en digital no es “leer en la pantalla de un computador” (al menos no en el sentido de los años 90, como recoge ese estudio, aunque sea del 2007).
    Hoy en día, leer en digital puede ser leer en un libro electrónico, que tiene exactamente el mismo “feel” que un libro en papel y su lectura resulta igual de concienzuda (si uno quiere, claro).

  2. Los libros electrónicos pueden tener un “feel” parecido, pero no exactamente el mismo. El entorno importa, y no sólo en los libros, por eso nadie vende vino reserva en brick. Leer, como casi todo, también tiene parte de ritual, y por mucho que el texto sea el mismo, no nos enfrentamos a el de la misma forma en un formato o en otro.
    De todas maneras, la tendencia no es la de hacer los aparatos de lectura electrónica mas parecidos a los libros de papel, sino a hacerlos mas parecidos a las tabletas o a los ordenadores; añadiéndole conexión a internet, multimedia, hipervínculos… que es lo que dificulta la lectura profunda, por la dispersión que produce en la atención, y por la fragmentación de lo que leemos, lo que en ocasiones hace que se pierda el sentido unitario del texto. (esta tesis no es mía, sino de Nicholas Carr, y la expone en Superficiales, ed. Taurus, 2010)
    De todas maneras, tampoco tenía mucha mas intención esa entradilla que picaros un poco a los emigrados a la lectura en digital… Y es que poner las fotos de las dedicatorias así sin mas me parecía un poco dejado, la verdad…
    Un saludo y gracias por comentar

  3. Yo también creo que el formato papel de un libro te da la libertad de venir sujeto a un manual de instrucciones. Uno puede abrir el libro por donde quiera y sentir el tacto y el olor del papel: estimula sentidos que no consigue despertar el formato digital ni la gran capacidad de la electrónica.
    Pero sí, personalmente creo que el formato libro influye en el sentimiento del lector. Nadie vende gran reserva en brick.

Si quieres comentar, puedes hacerlo aquí. Insultos o comentarios racistas no, por favor. Y cuida tu ortografía en la medida de lo posible, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s